Praxis reflexiva

Reflexiones a propósito de la educación y el desarrollo

Los detalles de la búsqueda de empleo.

with one comment

Porque ahorita no basta con saber hacer algo, sino que hay que saber hacer (suena casi a una ranchera), los aprendizajes para la inserción adaptativa en el mundo laboral -y por extensión en una sociedad centrada en la producción, la adaptación al mundo- se hacen más complejas.
En este escenario encontramos toda la concepción de competencias, ese famoso saber hacer que tiene numerosas acepciones. En términos generales, hablamos de integrar elementos que tradicionalmente se habían tratado de manera separada en procesos educativos en función de esta idea de desempeño. (Información, destrezas y actitudes)
Las competencias asociadas a tareas específicas suelen denominarse técnicas. Hay otras que no pueden ser reclamadas como parte de tareas, oficios o ámbitos particulares: éstas se denominan competencias genéricas, transversales o blandas. Dentro de éstas se han realizado diversos inventarios de competencias que un sujeto debiese tener para una adecuada inserción laboral.
Empresas y organizaciones de recursos humanos como Workforce management de Canadá han realizado un exhaustivo listado de 60 habilidades blandas necesarias para el mundo del trabajo. Estas características se constituirían en elementos radicales y diferenciales para la contratación de alguien en un puesto de trabajo.
Las vamos a agrupar para la presentación:
Capacidad de razonamiento lógico matemático. Uso de conceptos y herramientas para procesamiento de información numérica.
Competencia lingüística: Redacción, lectura comprensiva en distintos formatos.
Competencia interpersonal: Trabajo cooperativo, pertenenencia y liderazgo de equipos
Habilidades para la autorregulación y responsabilidad frente al trabajo: Esta responsabilidad no hace tan sólo referencia al cumplimiento sino también al accountability.(“hacerse cargo”)
Habilidades de pensamiento crítico.
Habilidades interpersonales que permitan adaptación a trabajo: Hábitos ya tradicionales como asistencia y puntualidad, seguimiento de instrucciones y buena disposición para aprender nuevas cosas.

Estas competencias se añadirían a las tradicionales características que se ponen en juego en la búsqueda de empleo: Buenas referencias -Experiencia de trabajo.Buen historial de trabajo.Valoración de la educación y formación para el puesto.- Buena presentación personal.

Al leerlo asaltan algunas preguntas:
¿Cuán específica es una competencia? más aún una competencia que se define transversal
¿Cuán integral es una competencia?
¿Cuánto pesan las características ya tradicionales en la búsqueda de empleo? ¿ Qué diferencias hay en sociedades como la nuestra donde aún eligen curriculums por foto o domicilio?

Anuncios

Written by Carola Jorquera

febrero 16, 2009 a 2:56 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Estamos convocando al siguiente meme:

    El Proceso de Bolonia y la Filosofìa

    phiblógsopho

    febrero 25, 2009 at 12:18 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: