Praxis reflexiva

Reflexiones a propósito de la educación y el desarrollo

Reflexión post-clase con disertaciones

with one comment

La disertación como ritual es algo que no me agrada.

EL curso hace como si escuchara. Entienda o no entienda no suele preguntar para evitar poner en aprietos a quien diserta… Y así, vamos sumando.

Ideas para revitalizar este proceso?

Anuncios

Written by Carola Jorquera

junio 3, 2009 a 3:03 am

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Bueno, a mí alguna vez me ha funcionado dos cosas:
    UNA hablar con el curso entero del tema ANTES de la disertación, buscando sobre todo interrogantes. Así, el que diserta ha tenido que buscar respuestas a esos interrogantes y los demás pierden un poco el miedo a preguntar. Y el disertador, igualmente, habrá encontrado otros interrogantes.
    Y DOS plantear la disertación como un acercamiento a lo esencial del tema (que puede ser muy amplio) más que como la respuesta o solución total al mismo. Así no pasa nada si surgen interrogantes, el disertador no tiene que sentirse apurado si no sabe responder a alguna pregunta; y si esta es lo suficientemente interesante, se puede ampliar la investigación o darle una oportunidad de completar en un plazo fijado y breve lo que no sabe en ese momento.
    Ya sé que llego tarde, pero es que acabo de descubrir tu blog, Carola. Espero que veas mi comentario y que te sea útil.

    Carmen Ballesta

    agosto 12, 2009 at 4:05 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: