Praxis reflexiva

Reflexiones a propósito de la educación y el desarrollo

Archive for the ‘Café post clase’ Category

Carta abierta del Kolectivo Ignorancia Crítica.

with one comment

Ante los acontecimientos de violencia institucionalizada y naturalizada de las últimas semanas en el país, los integrantes del Kolectivo Epistémico-surrealista de Ignorancia Crítica manifesta públicamente las razones de su profundo malestar.

1.- La exclusión económica es violenta: Que los resultados de aprendizaje de nuestrxs niñxs dependan de cuánto pueden pagar – tal como lo muestran los resultados en pruebas estandarizadas, ingreso a educación superior o inserción a mercado laboral- es violento, muchas veces disfrazada de lógica modernizadora al intentarnos hacernos creer que descentralización = eficiencia. (y eso, no lo creemos)

 

2.- Reducir el aprendizaje a puntajes de pruebas estandarizadas es ciego: Las pruebas estandarizadas (SIMCE, PSU y otras) recogen información diversa acerca de los estudiantes, pero sólo son relevadas en la medida que entregan datos acerca de un curriculum netamente instrumental. Lamentablemente, el discurso que se instala es que sólo ciertos saberes son útiles, dejando de lado el principio básico de que la educación es herramienta de desarrollo en cuanto ésta es integral.

 

3.- El uso de resultados de pruebas de aprendizaje fomenta exclusión: Los semáforos de Lavín vienen a ser la burla humillante de los establecimientos marcados en amarillo y rojo que luchan por llegar al lugar desde el que otros partieron hace mucho rato. Asimismo, fundamentan prácticas  de selección y discriminación de lxs niñxs, separándolos en educables e ineducables. No hay  fomento desde la política pública para la inclusión, a pesar de todas las señales que indican su importancia para nuestra sociedad.

 

4- La desregulación de la educación superior vende el futuro de nuestro país: En 1973 existían ocho universidades en todo el país que recibían un total de 140.000 estudiantes. El estado financiaba el 80% de dicho proceso. Las familias, a través del pago de un arancel diferenciado costeaban el 20% restante. En el año 2005 la situación era: una matrícula de 663.679 alumnos, distribuidos en 25 universidades pertenecientes al Consejo de Rectores (16 estatales), 36 universidades privadas, 111 centros de formación técnica y 47 institutos profesionales. El gobierno sólo financiaba el 17,4% del sistema)

La pregunta que plantea Kremerman es: “¿Puede una nación como la chilena, que presenta una de las peores distribuciones del ingreso en el mundo, tener un sistema de educación superior tan privatizado?”. ( s/f. Extraído el 14 de junio de 2011 desde: www.opech.cl

La respuesta es simple, sí, a través del endeudamiento hasta el límite de la indignidad, que es impulsado por los dueños de los fondos bancarios que son, a saber, los grupos hegemónicos por todos conocidos, al que pertenece Piñera y obviamente Lavín, accionista principal de la Universidad del Desarrollo.

La alta valoración de la universidad como medio de movilidad social ha hecho que miles de jóvenes intenten lograr mejoras en su vida comprando educación cuya calidad no ha estado salvaguardada por el estado, y que mueve una industria de lucro y endeudamiento  que vende el futuro de nuestro país.

 

Manifestamos nuestro total rechazo al programa de reformas en la educación que el actual gobierno pretende impulsar, en el entendido que ellas consolidan la negación al derecho fundamental a la educación, profundizando el sistema de auto-regulación del mercado de la educación y del conocimiento, a la vez que reproduce las brechas entre una educación de elite que favorece a las familias con más recursos y quienes deben conformarse a seguir en el círculo de vulnerabilidad, marginalidad y pobreza.

 

No planteamos una educación gratis, porque la educación jamás ha sido gratis, por el contrario, requiere una gran inversión. Reclamamos una educación pública, sin instituciones privadas mantenidas con recursos provenientes del estado, ancladas en resquicios de figuras legales ambiguas, que dicen no tener fines de lucro pero que todos vemos cómo sus dueños profitan sin pudor. Esta educación debe ser de alto costo, y todos nosotros lo sustentamos a través de los impuestos y de nuestras voluntades constructivas en lo político, lo social y lo cultural.

Adhiera, suscriba, repita, difunda…

Anuncios

Written by Carola Jorquera

junio 21, 2011 at 10:10 pm

la pura escritura

leave a comment »

Estoy a cargo de proyecto un poco más institucional.

También habla de educación asi que es difícil estrujar este pobre cerebro para alimentar dos blogs. Perdonad la falta creativa, pero pueden pasarse por acá:

CON-VIVENCIAS EDUCATIVAS

Blog de la mención de psicología educacional e infanto juvenil de la usach, que es donde yo trabajo.

Written by Carola Jorquera

mayo 8, 2011 at 12:47 am

Publicado en Café post clase

Aprendizajes colaterales

with one comment

Termina un semestre. Otro más.

Aprobados – reprobados.

Y en medio del balance,  los aprendizajes colaterales.

Cada vez que algo aprendemos  lo hacemos propio. Algo cambia en nosotros. Algo se modifica.

Y algo ganamos.

Lamentablemente, no siempre se indica en la nota

E incluso nos damos cuenta a posteriori todo lo que aprendemos sin quizás intención por parte de la institución educativa.

Si logramos intencionar estos últimos tendríamos harto más ganado.

 

Written by Carola Jorquera

diciembre 5, 2010 at 8:14 pm

Educación liberadora: Romper el círculo del hambre

leave a comment »

Cuando escucho educación liberadora, pedagogía del oprimido pienso en este tipo de cosas. Y recuerdo que parte de la lucha es superar la dicotomía conocimiento – desarrollo que algunxs tienen.

La Educación liberadora DEBE tener relación con contenidos. DEBE dar herramientas para leer la realidad de una y mil maneras, con conceptos, con modelos, con teorías. No reproduce contenidos. Pero eso es distinto.

Si William Kamkwamba no hubiera tenido elementos básicos para entender los diagramas de los libros no puede construir su molino de viento.

El desafío es como  dotar de esos elementos conceptuales sin caer en la lógica tradicional y sin matar la autonomía y creatividad sin los cuales, tampoco habría molino alguno.

 

Written by Carola Jorquera

octubre 24, 2010 at 6:53 pm

Chantal Mouffe dixit”

leave a comment »

. En este sentido, la cuestión fundamental de la política democrática no es cómo llegar a un consenso racional, un consenso alcanzado sin exclusión; ello requeriría la construcción de un “nosotros” que no tuviese su correspondiente “ellos”. Pero esto es imposible porque, como ya hemos comentado, la condición misma para la constitución de un “nosotros” es la demarcación de un “ellos”. La cuestión crucial de la política democrática es, por tanto, la de cómo establecer esta distinción nosotros/ellos, que es constitutiva de la política, de una forma que sea compatible con el reconocimiento del pluralismo.” Mouffe, Ch (2010) Política Agonística en un mundo bipolar. Barcelona: Cidoc

Lo agonístico. Ver al otro como adversario. No enemigo sino adversario. Me parece mucho  más respetuoso que los términos en torno a la tolerancia. La palabra adversario me parece tematizada desde el honor de la batalla. El pelar de frente. El dar de comer al enemigo al anochecer, puesto que es un deshonor ganar a quien está hambriento como los aztecas. El adversario, ese otro que marca los límites de quienes somos nosotros. Lo político como en la cueca, que gana el más guapo. No el más bello. no el más inteligente sino el más guapo.

Basta de políticas suprapartidistas. Esto es batalla argumentativa y en torno al bien común. no es moral, es sin chistar y con altura de miras. Es político.

(extraño el vivir en una sociedad así. donde prima lo político y su nobleza sobre la política de acuerdos adminsitrativos)

Written by Carola Jorquera

julio 12, 2010 at 3:39 am

Nuevo año, nuevos cursos y preocupaciones tradicionales

leave a comment »

Primera entrega de trabajos en carreras de pedagogía y el diagnóstico va como sigue:

Existen problemas en seguimiento de instrucciones. En el caso de los primeros años, hay un marcado sesgo de seguir recetas para hacer un trabajo escolar, aun cuando no se solicite informe desde exposición de información acerca de un tema.

Pero no tan sólo es el enfoque del trabajo el que se institucionaliza para los estudiantes, sino que también existe una tendencia marcada a realizar trabajos muy simples. Considerando que son estudiantes desde hace 12 años y que ya han aprendido el “oficio de estudiar” según la escuela, esta simplicidad puede considerarse como reflejo de sus aprendizajes anteriores con respecto a la calidad, esfuerzo, tipo de trabajo y asociados.

Entonces me pregunto de manera casi desesperada….

¿Cuál es el valor del desafío intelectual dentro de las aulas?

¿Adónde queremos / creemos llegar con la simplificación del proceso de enseñanza?

Espero tener pistas. Por ahora, a preparar clases…

Written by Carola Jorquera

abril 7, 2010 at 12:49 am

Bilbao Dixit

leave a comment »

“Para que la escuela produzca todos sus resultados y no sea una base de anarquía, debe recibir la dirección del pontificado de la Patria; la acción de la nacionalidad, el impulso de la democracia, la santificación de dos ideas sobre las cuales gira el universo moral y, que son, la unidad o el deber, la variedad o el derecho de todos.

Es la ley suprema de unidad y de fraternidad imponiendo su sello en todo fragmento, en todo ser, en toda parte, en todo día. De otro modo, las escuelas, los municipios, las parroquias no son los elementos de un todo girando en armonía alrededor de la patria, sino gérmenes de anarquía moral, intelectual y política.

Esto quiere decir que debe haber una ley de educación, un sistema, un espíritu y un libro.

Y para dar esa ley, para establecer un sistema, para imprimir ese espíritu y presentar ese libro, es necesario la idea nacional, el gobierno nacional, el libro universal.”

Bilbao, F (1857) Educación. Escuela Modelo. En: Revista del Nuevo Mundo Vol 1. Buenos Aires, Argentina pp 321- 329

Tantos años atrás y aún hay elementos que no se los ha llevado el vértigo de la historia. La educación necesita esa sintonía con los destinos o las visiones de la patria (matria) puesto que a partir de su intencionalidad debe aportar en la adaptación de las nuevas generaciones. Asimismo, impulsada por su imperativo ético debiese trabajar en pro del desarrollo social.

Pero hay elementos profundamente distintos. Bilbao nos habla ardoroosamente de la educación como modo de establecer la república. El proyecto común, el aglutinamiento de la nación a partir de la construcción identitaria conjunta. La necesidad que las nuevas generaciones incorporen ese imaginario. Sin embargo, ese elemento aglutinador republicano parece haber desaparecido. ¿Cuál es la idea nacional que ilumine el resto de los procesos?

Nuevamente el paso del tiempo influye en la construcción de la respuesta. Si conectamos esto con el análisis de discurso que podemos hacer de las propuestas de candidatos a la presidencia en nuestro país. Parece ser que la idea es el desarrollo. Llegar a las grandes ligas económicas. Luego, ese punto de convergencia se deshace y convergemos en numerosas ideas que acompañan el elemento pragmático.

Conversar acerca de la idea de desarrollo, de nuestro proyecto país, incluyendo visiones multiculturales es punto de partida.

Pero para eso, hay que hablar. ¿Y dónde estamos como sociedad civil?

Visite además:

Fundación Francisco Bilbao

Jalif, C (1999) Tres artículos de Francisco Bilbao aparecidos en la revista del nuevo mundo en:Anuario deo Filosofía Argentina y Americana Nº  16

Written by Carola Jorquera

agosto 31, 2009 at 1:43 am

Publicado en Café post clase, citas